El  Jazz más  que  ninguna  otra  música  recurre  a  los  acordes  disminuidos y  a  sus escalas (hay dos tipos de escalas disminuidas). El acorde disminuido es un acorde  muy versátil, de amplio uso, y con varias aplicaciones tanto en la armonía como en la improvisación. Debemos familiarizarnos con su sonido. El esfuerzo para integrar esta  escala  como  herramienta  de  improvisación  vale  la  pena  y  abre  puertas  a nuevos horizontes musicales.

La fórmula del acorde disminuido es la siguiente: 1-b3-b5-bb7 (o 6ª).

Como puede observarse, tanto la tercera (3ª) como la quinta (5ª) y la séptima (7ª) sufren alteración en este acorde. En una palabra, podemos decir que los acordes disminuidos se construyen con la superposición de las terceras menores.

El cifrado de los disminuidos puede encontrarse  como  Aº,  Adim,  La dism.  En estas condiciones, solo existen tres construcciones posibles Cº7 = Ebº7 -Gbº7- Aº7

Dbº7 = Eº7 Gº7 Bbº7

Dº7 = Fº7 Abº7 Bº7

Do disminuido seria: Do – Mib – Solb – Sibb (la).

La bondad del acorde disminuido es que nos permite funcionar con un sistema multitonal. Es decir que cualquiera de los acordes que genera puede ser considerado como tónica o fundamental.

Los acordes disminuidos son solo 3 a saber: Cdim – C#dim – Ddim (ver el gráfico arriba). Todos los demás son una transposición de uno de estos acordes.  Luego se repiten las notas D#.  Suena igual a C, y así sucesivamente, pero generalmente se hace sonar la tónica como nota más grave del acorde.

Función de los acordes disminuidos.

1.-Funcion de aproximación:
Todo acorde puede ser acercado hacia arriba o hacia abajo, cromáticamente por un acorde disminuido.

Ejemplos:
Bdim——CM7.
Bdim——Cm7.
Bdim——Csus4.
C#dim—-CM7.
C#dim—-Cm7.

© 2016 JazzUniversity Madrid

Siguenos en: